Rohdetherm

Revenido

Según la norma DIN 17014:

Calentamiento después del templado anterior, conformación en frío o soldadura a una temperatura entre temperatura ambiente y un punto inferior de transformación Ac1 así como mantenimiento de esta temperatura con enfriamiento siguiente y correspondiente.

Después del templado se cuenta con una rejilla muy tensa. Este hecho explica la dureza del acero. Si se calienta martensia, los átomos de carbono mantenidos en una solución forzosa recuperan cierta movilidad. Una parte puede ser cedida y comienza a formar carburos de reparto fino. A partir de 100 °C aproximadamente se forma primero Fe2C y luego el así llamado carburo ε.

El arriostramiento de la rejilla se reduce ligeramente, disminuyendo asimismo la dureza. A temperaturas por encima de 250 °C, el carburo ε pasa lentamente a cementita Fe3C, coagulando los depósitos de Fe3C en la medida en que aumenta la temperatura. Baja la dureza, aumenta la tenacidad. Además, cambia el contenido en austenita residual que se retransforma en martensita en los aceros no aleados o de baja aleación a partir de unos 230 °C.

En los aceros de elevada aleación (acero para trabajar en frío, en caliente y de corte rápido), la austenita residual se degrada sólo por encima de 500 °C. En tales tipos de acero, el revenido a temperatura adecuada permite conseguir un aumento de la dureza.

Por lo general, el revenido induce a una disminución de la dureza y a un aumento de la tenacidad. Sin embargo, se conocen dos gamas de temperatura en las que también disminuye la tenacidad. La fragilidad azul en el ámbito de . 250 a 300 °C aproximadamente y en los aceros con aleación de cromo, níquel y manganeso la fragilidad de revenido entre 450 y 550 °C. La adición de molibdeno y la disminución del contenido en fósforo por debajo del 0,01 % permite reducir o incluso suprimir la fragilidad de revenido. En los procesos de revenido, no sólo la temperatura desempeña un papel importante, sino también el tiempo. Debe respetarse una duración de mantenimiento mínima. Por ello y en la mayoría de los diagramas de revenido suele indicarse la duración de revenido como parámetro.

Modificaciones de propiedades provocadas por el revenido:

  • modificación de la dureza y de la resistencia
  • aumento de la capacidad de modificación de la forma
  • disminución de las tensiones internas
  • disminución del peligro de fisuras
  • disminución del contenido en austenita residual
  • modificación de la masa y eventualmente de la forma